como si cosas así, gracias al amor, fueran posibles en el mundo.

Incrementa el número de cosas de las que me gustaría escribir en la misma medida que disminuye mi tiempo a lo largo de la semana. Hoy ha llegado a mí un artículo de los que hacen pensar, a pesar de su título futbolero llega a ser interesante. 

La clave es hacer “como si“.

Eso queremos, vivir como si fuera posible un mundo más justo, generoso y noble, como si fuera posible la felicidad. Y lo extraño es que, al creer en ello, logramos ser misteriosamente felices alguna vez.

Anuncios