un tubo que engulle y sigue vacío

lifeshort

· La mirada es una elección. El que mira decide fijarse en algo en concreto y, por consiguiente, a la fuerza elige excluir de su atención el resto de su campo visual. Ésa es la razón por la cual la mirada, que constituye la esencia de la vida, es, en primera instancia, un rechazo.

·Puede ocurrir que el accidente mental sea secretado por el propio cerebro: ésos son los accidentes más misteriosos y graves. Sin motivo, una circunvalación de materia gris da a luz a una idea terrible, un pensamiento espeluznante, y, en un segundo, se acabó para siempre la tranquilidad del espíritu. Sin embargo, existen seres que no sufren ningún accidente fatal. Son los vegetales clínicos. Los médicos estudias sus casos. En realidad son los que desearíamos ser. Es la vida lo que debería ser considerado un fallo de funcionamiento.

·Aquellos que, de un modo u otro, han conocido la murte desde demasiado cerca y han regresado tienen dentro de sí su propia Eurídice: saben que en su interior existe algo que se acuerda perfectamente de la muerte y que más vale no mirarla de frente. Eurídice es tan seductora que tendemos a olvidar porque hay que resistirse a su influjo.

·Algunas personas habían observado que era recomendable aceptarme, dejarse inundar por mí sin oponer resistencia.

·Pero insisto en pensar que la mejor razón para el suicidio es el miedo a la muerte.

sonrisa de paralítico

-Más adelante te reprochará haber decidido por ella, sin dejarle la libertad de elegir.
– Haces de ella una excepción, una excluida. Es duro para una niña afrontar la muerte, el mal, si no cree en Dios. Si creyera eso le ayudaría.

 

El hombre está aplastado por la técnica, alienado por su trabajo, encadenado, estupidizado. Todo el mal proviene de que ha multiplicado sus necesidades en vez de contenerlas. Contentarse con un mínimo vital como aún lo hacen ciertas comunidades muy pobres donde el dinero no las ha corrompido, donde conocen una austera felicidad.

 

Bajo su mirada se siente preciosa. Preciosa: se deja caer en la trampa. Creemos tener apego a un hombre, piensa Laurence: tenemos apego a cierta idea de nosotros mismos, a una ilusión de libertad o de imprevisto, a espejismos.

 

Existimos. Se trata de no advertirlo, de tomar impulso, de ir de un tirón hasta la muerte. El impulso se cortó hace cinco años. Me repuse. Pero el tiempo es largo. Siempre volvemos a caer. Ya pensar en ello es resbalar hacia la neurosis.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: La noche está estrellada, y tililan, azules, los astros, a lo lejos…

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.



“Si pide un descafeinado, me levanto y me voy. Es la bebida que menos cuadra con una reunión distendida y agradable. El té tampoco es mucho mejor. Se palpa en el aire que las tardes de los domingos se pasarán viendo la televisión. O peor aún: en casa de los suegros. […]. Por fin François decidió que podía estar bien un zumo. Queda bien pedir un zumo, no resulta demasiado agresivo. Da la sensación de chica dulce y equilibrada. Pero ¿qué zumo? Mejor evitar los de toda la vida: el de manzana o el de naranja, ésos están muy vistos. Hay que ser un poquito original, pero sin caer en la excentricidad. De papaya o de guayaba no, eso da como miedo. No, lo mejor es elegir algo a medio camino, como el albaricoque, por ejemplo. Sí, eso es. El zumo de albaricoque es perfecto. Si elige eso, me caso con ella…

– Voy a tomar un zumo…

– ¿…?

– Un zumo de albaricoque, creo.

Francois la miró como si no fuera real del todo.”

– A Madre la incineraron. Eso quiere decir que la metieron en un ataúd y lo quemaron, y lo redujeron a cenizas y a humo. Yo no sé qué se hace de las cenizas, no pude preguntarlo en el crematorio porque no fui al funeral. Pero el humo sale por la chimenea y se dispersa en el aire, y a veces levanto la vista al cielo y pienso en que allá arriba hay moléculas de Madre, o en las nubes sobre África o en el Antártico, o en forma de lluvia en las selvas de Brasil, o de nieve en alguna parte.
The Curious Incident of the Dog in the Night-Time

-Eso demuestra que la intuición puede hacer a veces que nos equivoquemos. Y la intuición es lo que la gente utiliza en la vida para tomar decisiones. Pero la lógica puede ayudarte a deducir la respuesta correcta. También demuestra que el señor Jeavons está equivocado y los números son a veces muy complicados y en absoluto sencillos. Y por eso a mí me gusta El Problema de Monty Hall.

The Curious Incident of the Dog in the Night-Time

-Los científicos acabarán por descubrir algo que explique los fantasmas, igual que descubrieron la electricidad que explicaba los rayos, y a lo mejor resulta que es algo sobre el cerebro de la gente, o algo sobre el campo magnético de la Tierra, o podría ser algo sobre una fuerza completamente distinta. Y entonces los fantasmas ya no serán misteriosos. Serán como la electricidad y el arco iris y las sartenes que no se pegan.
The Curious Incident of the Dog in the Night-Time

lo necesitamos para mantener la identidad

518.Madrid

El Pasado es lo que recordamos del pasado, y ese recuerdo es una miscelánea de fragmentos que ahora, en el presente, pegamos y atamos. Así, el pasado no existe, sólo existe el presente en el que esa composición emulsiona siguiendo sus propias reglas para hacerse también presente. Pero hay algo más terrible todavía: si nisiquiera existe el pasado, ¿ cómo entonces puede existir el futuro? Incluso esa ciencia llamada Futurología habla de lo que nunca existirá, porque si no, por definición, dejaría de llamarse Futurología. En un desierto Presente nos movemos delimitados por esos dos espejismos, El Pasado y El Futuro.


			

sólo un centímetro cúbico cura diez sentimientos melancólicos

 La enseñanza mediante el sueño estuvo prohibida en Inglaterra. Allí había algo que se llamaba liberalismo. El Parlamento, suponiendo que ustedes sepan lo que era, aprobó una ley que la prohibía. Todo se conserva en los archivos. A propósito de esa prohibición se pronunciaron numeros discursos. Libertad para ser ineficiente y desgraciado; libertad para ser una clavija redonda en un agujero cuadrado.

 

Todos los hombres, las mujeres y los niños eran obligados a consumir un tanto al año. En beneficio de la industria. El único resultado…Tirarlos es mejor que remendarlos. A más remiendos, menos dinero; a más remiendos…

 

Después de leerme el ,casi comestible, comic de Daniel Clowes y verme todas las películas en las que está involucrado de algún modo, puedo decir dos cosas.

Terry Zwigoff se luce de nuevo con una historia rarilla pero enternecedora, siguiendo el rollo de American Splendor (comic, dibujos,personajes imperfectos..) También sigue estando presente la movida del arte, las clases de arte en la universidad, las obras como objeto encontrado…

A mí parecer  Scarlett Johansson en Gosth World deja mucho que desear todo lo contrario a Steve Buscemi tanto en esa como en El Arte de Estrangular.

Conservo un decorado sin personajes

Me lleva tiempo evocar su rostro. Y conforme vayan pasando los años, más tiempo me llevará. Es triste, pero cierto. Al principio era capaz de recordarla en cinco segundos, luego éstos se convirtieron en diez, en treinta segundos, en un minuto. Puede que pronto su rostro desaparezca absorbido por las tinieblas de la noche. Mi memoria se está distanciando del lugar donde se hallaba Naoko. De la misma forma que se está distanciando del lugar donde estaba mi yo de entonces.

como si cosas así, gracias al amor, fueran posibles en el mundo.

Incrementa el número de cosas de las que me gustaría escribir en la misma medida que disminuye mi tiempo a lo largo de la semana. Hoy ha llegado a mí un artículo de los que hacen pensar, a pesar de su título futbolero llega a ser interesante. 

La clave es hacer “como si“.

Eso queremos, vivir como si fuera posible un mundo más justo, generoso y noble, como si fuera posible la felicidad. Y lo extraño es que, al creer en ello, logramos ser misteriosamente felices alguna vez.