La fragilidad del cristal no indica debilidad sino calidad


Gran película sobre la aventura que vivió Alexander Supertramp después de graduarse. Su deseo era encontrar esa “libertad absoluta” que tan dificil,por no decir imposible, es en esta sociedad en la que el dinero es la primera preocupación humana,y entorno al cual basamos toda nuestra vida. Este personaje vivirá 2 años en contacto con la naturaleza sin a penas recursos.Y sigue perfectamente las instrucciones de la frase: Vive deprisa, muere joven, y dejarás un bonito cadáver. Un poco de irresponsabilidad y misticismo,para mi gusto muy idílico…pero almenos llegará a la conclusión de que la felicidad no sirve de nada si no es compartida.

Y respecto a la película,preciosas escenas de paisajes como esta

Si admitimos que la vida humana puede ser gobernada por la razón
entonces toda posibilidad de vida es destruida..
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s